CAUSAS DE LA METRORRAGIA


La metrorragia consiste en el sangrado vaginal que se produce entre los períodos menstruales, es decir, fuera de los ciclos normales. Esto, claro está, tiene una razón de fondo, por lo que, a continuación, mencionaremos cuáles son las principales causas de la metrorragia en una mujer.

Causas de la metrorragia

Normalmente, la menstruación de una mujer dura entre 3 y 7 días, y el siguiente ciclo no aparece sino hasta los 24 a 35 días después, pero en el caso de la metrorragia, este supone pérdidas de sangre entre un ciclo menstrual y otro, considerándose como causas las siguientes:

  • Hiperplasia endometrial, que consiste en un incremento del volumen del endometrio, usualmente por un elevado nivel de estrógenos y una reducción de la hormona progesterona.
  • Miomas y pólipos uterinos o cervicales, entendidos como tumores que se desarrollan en el útero, normalmente benignos, los cuales pueden ocasionar el sangrado vaginal.
  • Lesión en la abertura vaginal, ocasionada por factores como traumatismo, relaciones sexuales, úlceras, infecciones o verrugas genitales, entre otros.
  • Cervicitis, que corresponde a una infección del cuello uterino.
  • Infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia.

Causas de la metrorragia Miomas

Otras causas de la metrorragia

Además de lo anterior, existen otras causas de la metrorragia que pueden dar lugar al sangrado anormal fuera del ciclo menstrual, entre ellas:

  • Función tiroidea baja, que se produce por cambios hormonales y se manifiesta como pérdida de sangre vaginal.
  • Aborto no inducido.
  • Embarazo ectópico, producido por una implantación del embrión fuera del útero, ocasionando sangrado.
  • Uso de hormonas y pastillas anticonceptivas.
  • Cáncer uterino o de las trompas de Falopio, así como displasia cervical, la cual se produce antes del desarrollo del cáncer y puede conducir a un sangrado vaginal.
  • Efectos de la menopausia, producidos por el descenso de los niveles de estrógeno y la sequedad vaginal.
  • Problemas de coagulación de la sangre, que conllevan a hemorragias y, en algunos casos, a metrorragias.

En vista de que las causas de la metrorragia son bastante variadas, si se presenta el sangrado, es siempre primordial consultar con un médico o especialista en ginecología, quien pueda llevar a cabo los estudios pertinentes, para ofrecer el diagnóstico y recetar el tratamiento más oportuno.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…