TRATAMIENTO DE LA METRORRAGIA


La metrorragia es un trastorno bastante frecuente en la mujer, el cual se caracteriza por sangrados vaginales abundantes que se producen fuera de los ciclos menstruales regulares. Dado que representa pérdidas de sangre inusuales, este trastorno debe ser debidamente atendido, por lo cual, a continuación, hablaremos acerca del tratamiento de la metrorragia y todo lo que el mismo implica.

En qué consiste el tratamiento de la metrorragia

Cuando aparecen sangrados uterinos anormales, es importante recordar que pueden significar la presencia de alguna otra condición o enfermedad subyacente, pues éstos solo son un síntoma de tantos otros problemas de salud que pueden pasar desapercibidos.

Por ende, el diagnóstico es el primer paso que debe cumplirse antes de indicarse un tratamiento de la metrorragia, y para ello es siempre necesario acudir a consulta con un especialista. Él podrá recomendar las medidas apropiadas según sea el caso, partiendo del análisis y evaluación de las causas de la metrorragia.

Sin embargo, aquí mencionaremos algunos de los procedimientos más comunes que suelen considerarse como alternativas para el tratamiento de este trastorno:

  • Medicamentos

Existen algunos fármacos y medicamentos que el médico podrá recetar para controlar los desequilibrios hormonales, las afecciones médicas crónicas y las infecciones que puedan causar metrorragia.

  • Anticonceptivos

Otra de las soluciones que suelen tomarse en cuenta como parte del tratamiento de la metrorragia es el uso de anticonceptivos hormonales. En ocasiones, cuando se ha hecho uso de anticonceptivos orales durante tres ciclos y aún persiste el sangrado, el médico aconseja cambiar la píldora por otra que contenga mayor cantidad de estrógeno o progesterona.

Otros tratamientos de la metrorragia

Otro tratamiento de la metrorragia

Si las medidas anteriores no son suficientes, su proveedor de la salud podrá considerar la cirugía como tratamiento de la metrorragia.

  • Intervención quirúrgica

También llamada histerectomía, se lleva a cabo para tratar problemas como endometriosis, fibromas o pólipos que puedan causar sangrado vaginal. Si la causa es un aborto involuntario o un embarazo ectópico, la paciente requiere de asistencia médica urgente, pudiendo aplicarse la dilatación y curetaje, posterior al aborto espontáneo.

Igualmente, en los casos en los que la paciente padece cáncer, la cirugía puede ser recomendada, además de la radiación y la quimioterapia, o una combinación de dichos tratamientos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…